Tag Archives: solidaridad

Ahora comienza el verdadero viaje

27 Ago

Regreso a Bilbao. Abro de nuevo los cuadernos, edito las fotos, comienzo a teclear las historias. Entonces retomo el olor amargo del basurero y comienzo a sentir el frío húmero de las tardes de Tecpán o el pegajoso calor de la costa del Sol de San Salvador. Realizo ahora la parte más especial del viaje, en la que pongo rostro a la realidad que allí se vive y difundo el testimonio de todos los que sufren la pobreza, las desigualdades, la violencia o la corrupción y también los nombres de todos aquellos que buscan el modo de romper la espiral de la pobreza.  Así que a seguir viajando.

Anuncios

Los nuevos 14 ochomiles

27 May

 

Todavía me quedan textos por leer, pero creo que me he leído todo lo que se ha escrito estos días en la prensa sobre Iñaki. Ayer viajé a Pamplona. Y circulé por el Himalaya personal de Iñaki: en un lado San Miguel de Aralar, en otro el San Donato. También, a lo lejos, saludé a su otro ochomil el San Cristobal. A estas cimas subía una y otra vez. A ellas acudía después de cada expedición. En ellas encontraba el oxígeno para recuperarse y la fuerza para volver a enfrentarse a los ochomiles. Y sí, ayer llovía en Pamplona.

El Gobierno de Navarra va entregar la medalla de oro al Mérito Deportivo a Iñaki y a los 14 montañeros que protagonizaron el rescate. A Ulie Steck le bastó el mensaje de Horia para ponerse en camino: “Tenemos problemas. Iñaki está enfermo. Necesitamos ayuda”.  

Todos ellos encarnan para muchos los nuevos 14 ochomiles. Así lo expreseba para El País, el periodista Jorge Nagore. Un entrevista que está entre lo mejor que se ha publicado. Y es que Óscar Gogorza no defrauda.

Han estado 14 escaladores y desde ahora para nosotros los 14 ochomiles son ellos.

Nadie se ha quedado indiferente: Edurne Pasaban, Mikel Zabalza, Juanito Oiarzabal. Todo el mundo ha reaccionado. Como la vivida en Euskadi con la pérdida de Alberto Iñurrategi en el descenso del GII. La de Iñaki ha sido una marcha en directo. Difícil no emocionarse. Tal vez, salpicado de esta emoción me llamó el jefe de deportes para pedirme disculpas. Todo un detalla en estos tiempos. Había quedado en llamarme si Madrid se interesaba por el tema. Y no lo hizo. “El Himalaya es un reflejo de nuestra sociedad. Si aquí vamos a nuestra bola, allí también. La solidaridad en montaña no existe”, me explicaba Iñaki la última vez que hablé con él.

Para la vuelta retrasamos una entrevista para un medio digital. Ahora tendré que esperar.
Locations of visitors to this page

Iñaki fallece en el Annapurna

23 May

No hago más que publicar el anterior post cuando leo en Diario de Navarra que acaba de fallecer Iñaki…

“Tras cinco noches a más de 7.400 metros de altura y afectado por una grave lesión cerebral complicada en las últimas horas por un edema pulmonar, Iñaki Ochoa de Olza Seguín falleció hoy a las 8.45 horas (12.30 horas en Nepal) en la pared sur del Annapurna”

El Himalaya pierde a un grande y todos los montañeros a un referente. Descanse en paz. Agur eta Ohore.

Otxoa de Olza ya recibe ayuda

22 May

Foto: Ueli Steck.ch

Increíble. En menos de 48 horas, el suizo Ueli Steck ha conseguido llegar al IV campo del Annapurna para administrarle los medicamentos necesarios para reanimar a Otxoa de Olza. Todavía nadie tiene claro qué es lo que le ha provocado la pérdida de conocimiento. Aunque todo apunta a un edema cerebral.

El rumano Horia Colibasanu, que ha permanecido con el pamplonés durante los últimos tres días, desciende ya hacia el campo III, como apunta la página web del Diario de Navarra. Y el segundo grupo de rescate, integrado por el Kazajo Denis Urubko y el canadiense Don Bowie, está ascendiendo ya desde el campo base hacia los campos superiores con oxígeno artificial y ayuda para la hidratación de Iñaki.

Ahora mismo la redacción del Diario de Navarra debe ser un hervidero, mientras que la oscuridad invade ya el Himalaya. Hoy hablando con Simón Elías, director del equipo de Jóvenes Alpinistas de la Fedme, no daba ninguna esperanza a que sobreviviese. Simón acababa de llegar de Picos de Europa y estaba sorprendido de la fortaleza física de Otxoa de Olza. “Ya sabes cómo son estos navarros…”