Tag Archives: mara

La mirada que acabó con Poveda

17 Sep

Christian Poveda. IM

Hoy se cumplen dos semanas desde que se encontrara en El Salvador el cuerpo sin vida de Christian Poveda, fotoperiodista francoespañol especializado en maras, con cuatro agujeros de bala en la cabeza. Lo asesinaron los mismos a los que había dedicado dos años de su vida y de su trabajo. Los mismos a los que intentó radiografiar en su documental “La vida loca” y a los que quiso comprender, escuchar y entender. Esos mismos lo sentenciaron a muerte, realizaron su ejecución: cuatro tiros en la cabeza a boca jarro.

Hace también hoy un año cuando solicité una entrevista con él. Aproveché su presencia en Donostia para presentar su documental en el Festival de Cine de San Sebastián. Le conté mi experiencia con las maras ese verano en Guatemala y la conversación que mantuve con José Manuel, pandillero y ex lider de la M18, la misma que ahora le  he asesinó.

 “Es una locura la realidad en la que viven estos jóvenes: un juego de vida y muerte, de asesinatos y droga, de extorsión y secuestros”.

Estaba orgulloso de su trabajo. Había dedicado 16 meses a filmar la vida de una pandería regentada por ex mareros. Su sorpresa fue que de los 16 protagonistas, más de la mitad fueron asesinados o detenidos durante el rodaje. Una sorpresa que le impulsó a seguir trabajando por denunciar el escenario en el que se crían estos niños. “Quiero entender qué convierte a un niño de 12 años en criminal. Por qué toman esa decisión y por qué es tan dificil que el Gobierno el único esfuerzo que les dedique sea dispararles”.

 Público. IM

La entrevista se alargó durante dos horas. En medio, me pidieron si podía dejar que le entrevistara un periodista de El Mundo. Sin reparos acepté. Lo que quería era seguir hablando con él. Ahora trabajaba en otro gran proyecto, un largometraje. Quería denunciar el contexto de violencia en el que viven estos jóvenes con la historia de dos payasos. Una pareja que durante el día arrancan sonrisas en los semáforos de San Salvador y durante la noche arranca la vida de sus vecinos por la mara. “Nadie hace nada por estos jóvenes cuyo único error ha sido nacer en hogares desestructurados, en barrios sin acceso a agua potable, escuelas, hospitales…”. La misma razón que me dio Juan Manuel Izquierdo: “La principal razón de que las maras recluten a tantos jovenes es la ausencia de la familia”.

Christian no podrá rodar esa película. La irracionalidad de las maras se volvió contra su principal defensor, que aunque no justificaba sus crímenes buscaba  las razones de sus actos con la mirada. Esa misma mirada que reclamaba Juan Manuel al pedir que alguien ayude a los que desean salir de ese pozo. La misma mirada con la que Politkovskaya viajaba por Chechenia o Roberto Saviano recorría en vespa los puertos de Napoles. Una mirada que mantiene en vida al Periodismo y a la vez que sentencia de muerte al que la mantiene.

Anuncios

Salir de la mara

27 Oct

Hoy me publica  PÚBLICO una doble página sobre las maras. El hilo del reportaje es la entrevista que realicé a un exlíder de la M18, una de las pandillas más sanguinarías de Centro América. El encuentro lo tuve en los bajos de una gran rascacielos de la ciudad de Guatemala. Allí el ex pandillero trabaja como lustra botas, a la vez que se oculta de la policía y del resto de mareros que le buscan para matarlo. Unos por ser de la mara contraria otros por haberlos abandonado.

Durante media hora y con un tono de voz que rozaba el susurro me fue relatando qué le llevó a ingresar en una de ellas, cómo operaban y qué le llevó a dejarlo.  Un recorrido que le costó ocho balazos, la muerte de una hija recién nacida y el exilio. Pero sabe que esta situación es provisional, pues a todos les llega la muerte. “No conozco a ningún marero mayor de los 30 fuera de la cárcel”.

 “Si publicas mi foto en Guatemala me localizarán y me matarán, pero en la vida hay que elegir entre dejar huella o pasar inadvertido. Yo ya he optado: publícala”.

Para realizar las fotografías nos escondimos en el baño del edificio. Allí se quitó la camiseta y me dejó ver sus tatuajes. Cada uno de ellos justifica un balazo. Durante la “sesión” de fotos comenzaron a entrar personas que cabiz bajos retrocedían en silencio. Y es que nadie mira a la cara a un marero. A la salida todos esperaban en silencio a que nos marcháramos. Miedo.

Betancourt, el nuevo simbolo de Latinoamérica

11 Sep

Ingrid Betancourt (Bogotá, 1961) no está dispuesta a perder ni un minuto más de su vida. Estar viva y sin ataduras no puede convertirse en rutina. Cada segundo se convierte en una oportunidad de recordar los seis años de secuestro forzado en la selva y una ocasión de reclamar la paz en su país y en todo el continente. Quiere arrojar toda la luz que le arrebataron en sus años de penuria como rehen de las FARC. La oscuridad, tanto física como moral, le aterra. “He dejado el mundo donde todo estaba prohibido”.

Betancuort se ha convertido en el nuevo símbolo de América Latina, como señala hoy Anje Ribera en El Correo. “Si hubiera sucumbido en la selva sería el Che o Evita. Ha derrotado a la muerte y será Ingrid”, la mejor personificación de la lucha por los Derechos Humanos, la paz y la libertad. Y por eso recibirá el Premio Principe de Asturias de la Concordia 2008.

“No he hecho nada para merecer tanto. Siento una inmensa responsabilidad y una necesidad enorme de actuar para volverme merecedora de todo esto”, aseguró tras conocer el fallo del premio. Y es que no quiere perder ni un minuto de su tiempo.

Como tampoco lo quería perder el ex líder de una de las pandillas juveniles más sanguinarias de Gautemala que entrevisté en julio. “En la vida puedes pasar invisible o dejar huella”, así de claro lo tenía el pandillero que sabía que si la entrevista llega a su país no tardarán en localizarle y matarle, como han hecho con tantos otros. Es la fuerza de la gente que se sabe en el mundo con una misión.